martes, 5 de abril de 2016

Castillos y fiesta medieval

Un proyecto de Educación Infantil

¿A quién no le hubiera gustado, con tres, cuatro o cinco años (y más) caminar bajo arcadas de piedra, almenas elevadas y otros elementos arquitectónicos medievales para acceder diariamente a su clase? Pues eso es lo que han estado haciendo los niños y niñas de Infantil del CEIP Miguel Servet de Fraga durante el segundo trimestre de este curso...
Todo ello tiene que ver con la decisión de sus profesoras de trabajar en todos los niveles de esa etapa educativa, el tema de los castillos. Centro de interés o proyecto de trabajo e investigación que ha transformado las aulas, los pasillos y el hall del edificiode educación Infantil, en una suerte de recinto medieval con elementos significativos de ese tiempo histórico, colocados en los pasillos, en las aulas o en las paredes de unos y de otras. Se ha contado con la colaboración de algunas familias que instalaron en el hall del edificio, el castillo completo que habían construido y decorado, o aportaron materiales diversos y colaboraron en la motivación de sus hijos e hijas hacia el tema de trabajo.Otras, han aprovechado el “tirón medieval”, la motivación especial de sus hijos e hijas para hacer viajes de fin de semana a algunos de los castillos de la geografía aragonesa: Montearagón, Loarre, Monzón, etc. y hacerse fotos familiares en los recintos mencionados...

Un proyecto pensado para ir trabajando desde todas las inteligencias múltiples; de modo que se han ido realizando actividades lingüísticas, matemáticas, de expresión corporal, de expresión plástica: han medido la distancia a la que llegaban las flechas en el tiro con arco; han hecho maquetas del castillo con cajas; han escuchado, recitado o cantado romances tradicionales, viendo las diferentes versiones;han leído mapas; han realizado su escudo personal con los elementos heráldicos necesarios o confeccionado el estandarte con el que llegar al castillo de Monzón para realizar la visita... Y una aproximación para ir descubriendo qué es real y qué es fantástico; qué es una leyenda y qué es un hecho histórico... Aprendieron algunas danzas medievales y trabajaron con los oficios para ir viendo cuáles había (que ya han desaparecido), especialmente relacionados con los trabajos y el mantenimiento del castillo.Para llevar adelante todo el proyecto han manejado libros, han consultado documentos en Internet, vídeos, películas, mapas, etc.

Todo el alumnado de la etapa de Infantil , con sus maestras, han realizado dos salidas para conectar lo que iban hablando y descubriendo en el aula con la realidad circundante. La primera fue al casco histórico de Fraga, donde, además de la visita al Palacio Montcada, pudieron ver también portaladas, estructuras arquitectónicas de marcado carácter medieval; eso sin contar con algunos escudos nobiliarios que todavía adornan las paredes exteriores de algunos edificios fragatinos. La segunda salida, con autocar incluido, fue la que se realizó a la vecina ciudad de Monzón para visitar su imponente castillo. Poder ascender a la montaña donde está ubicado, entrar en el recinto, recorrer algunas de las dependencias, observando la grandiosidad de las mismas, la robustez de los muros, la ornamentación de las estancias y todo ello, bajo las explicaciones sugerentes de las visitas teatralizadas que realizó un grupo de personas de la localidad, les causó un gran impacto... Fue una traslación mental y física a la edad media...

Y, para poner el punto final o el punto y aparte, el pasado 23 de marzo, por la mañana, organizaron una Jornada medieval/Medieval day/Diada medieval, llena de actividades y sorpresas. Las profesoras de Infantil habían preparado ocho espacios en el patio de recreo a donde iban acudiendo otros tantos grupos internivelares de niñas y niños, que rotaban convenientemente para pasar por casi todos ellos y que respondían a denominaciones como:construimos torres y castillos, photocall medieval, la manta medieval de colores, luchas de globos y espadas, las justas medievales, taller de artesanos, puntería y cuento medieval…El rey Mariano y la reina Mercè iban saludando a sus “vasallos” y recibían los saludos de los mismos, un poco asombrados de que una pareja de “reyes” anduviese paseando por el patio. Finalmente, todos los niños y niñas y el profesorado correspondiente, hicieron un corro grande y bailaron una danza medieval... Y no quedó ahí la cosa, porque todo el alumnado de Primaria, con sus maestros y maestras, visitaron el comedor del gran banquete y la ornamentación medieval y vieron la interpretación en el patio de la danza medieval. Y llegó el tiempo de recreo y todos se tomaron un respiro.


Y, como ha quedado sugerido, dentro del edificio de Infantil se había preparado un gran banquete que sería presidido de nuevo por los reyes antes citados. Se habían instalado mesas y sillas, de punta a punta de pasillo, y encima de las mismas estaban los alimentos a degustar: un pan de leche con chocolate, sobre un mantelito de papel conmemorativo, una servilleta y un botellín de agua. En el centro de las mesas, cada poco, una bandeja con galletitas saladas, nubes dulces, ganchitos, etc. Y comenzó el banquete y el profesorado, con trajes del Medievo, atendía a los comensales y disfrutaba del espectáculo, porque era un espectáculo ver a más de cien niños y niñas de infantil, sentados comiendo y sin hacer ningún ruido estridente, rodeados de escudos, pendones, banderolas, lámparas, antorchas, cuadro recreando escenas de caballeros y caballos... Cuando todo terminó, empezaron las vacaciones de semana santa, y lo hicieron con el extraordinario buen sabor de boca de haber participado en el diseño, la realización y la celebración de un proyecto colectivo.















  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada